10 ene. 2011 | By: Sandra

Indignada y triste

Por fin pudimos hacer el viaje a Zaragoza aunque indignada y triste. La cosa tiene historia, así que empezaré desde el principio.
Antes de quedarme embarazada de Ariam tuve varios abortos. Al principio del embarazo de Ariam hicimos una promesa a la Virgen del Pilar y fuimos a Zaragoza a ponerle una vela y a pedirle por nuestro bebé. La hicimos a la del Pilar porque Javi hizo allí la mili y quiso hacérsela a ella. 
Tras nacer Ariam, para dar las gracias, volvimos con el y pusimos otra vela.
Parte de la promesa era que si todo iba bien lo bautizaríamos (en principio no íbamos a hacerlo) y le llevaríamos la vela de su bautizo.
Después del bautizo empezó una mala etapa para nosotros a nivel económico y nos era impensable viajar a Zaragoza. Tras conseguir arreglar el coche, pasar la ITV, pagar el seguro y juntar un poquito de dinero para gasolina (un gran esfuerzo para nosotros), este Viernes nos pusimos en marcha.
Yo entré a la Basílica bastante emocionada, pues además íbamos con Ares y con una promesa de poner dos velas más por Kai y Guzmán. Nuestra sorpresa fue cuando vimos que ahora no se pueden poner velas. ¡ No pude ofrecer a la Virgen la vela del bautizo!¡Prohibido! ¿Prohibido? La única opción era poner una moneda en una máquina para encender una vela de esas con bombilla. Solo tenía ganas de llorar, sentí rabia, indignación y tristeza. Para nosotros significaba mucho dejar allí esa vela y nos costó mucho muchísimo esfuerzo poder ir hasta allí.
Encendimos las velas (bombillas) pero sentí que me estaban "robando". Todo era muy frío, incluso habían puesto una urna cerrada de "oro" para echar allí las promesas y ofrendas en un sobrecito bien cerrado y que ocupe poco.
¿Con que derecho la Iglesia juega así la fe de las personas?
Supongo que llevaremos la vela a la Virgen de Montserrat, aquí aún se pueden poner velas sin que te obliguen a poner monedas.
La Iglesia nuevamente me ha decepcionado y para nosotros no va de la mano de la fe. Se que hay muchas iglesias y muchos/as religiosos/as que hacen mucho trabajo y cosas muy buenas, pero la Iglesia en general no me convence  y además de eso en muchas ocasiones me causa INDIGNACIÓN.

5 comentarios:

educandoenlacasa dijo...

Indignante y amerita una carta a la Iglesia. Tus argumentos pueden ir por tres lado: mercantilización de la fe, reduccionismo y empobrecimiento de la simbología religiosa e insensibilidad a la religiosidad popular.

paloma dijo...

¡¡¡Que penita!!! Lo siento mucho y no se que decir para consolarte. A mi siempre me han molestado esas velas modernas y cada vez que entro en una iglesia que tiene velitas de las de toda la vida me lanzoooo. Nosotros hemos estado de vacaciones en Asturias y fuimos en dos ocasiones a Covadonga donde hay cientoooooos de velones. Mis hijos pasaron horas salvando velas que el viento había apagado. Yo mientras pensaba en todas las intenciones de las personas que con "amor" y "devoción" encendieron esas velas a la Virgen.
Lo importante es que vosotros cumplísteis la promesa con vuestro hermoso bebé en brazos, la velita tal vez la podéis guardar para cuando sea mayor.Yo tengo guardadas las cuatro de mis mayores(en el bautizo de Kai no hubo vela)y este año cuando Salvador hizo su primera comunión, unos días antes hicieron una hermosa ceremonia en las que renovaron las promesas del bautismo con sus velas encendidas.
Piensa que la Virgen cuidó de tu bebé durante el embarazo y que ahora puedes achucharle. Lo demás...bueno piensa que la iglesia está formada por personas de carne y hueso y los humanos hacemos tantas tonterias y cometemos tantos errores!!!
Tampoco sabía que habías perdido ningún bebé, imagino que pasarias un embarazo dificil...
Un fuerte abrazo y gracias por acordarte de nosotros.

Sandra dijo...

Educandoenlacasa, tenía pensado escribirles, en cuanto pueda sentarme a escribir pensando un poco en lo que digo, jeje.
Paloma siempre me acuerdo de Kai, como tu dices, allí donde pueda poner una vela me lanzaréeeeeeee, jeje. Nosotros perdimos tres bebés, dos al tercer mes de embarazo y otro al cuarto.No dejamos de intentarlo, a la que podíamos volver a intentarlo por recomendación médica volvíamos a intentarlo, ya que no encontraban ninguna causa médica en las pérdidas. Es más fácil llevarlo cuando el embarazo ha sido cortito, no da tiempo a hacer demasiados planes.

Anónimo dijo...

Lo más importante es que tu no pierdas la Fe que tienes en el Creador. Las personas, las instituciones, siempre van a fallar, pero Él no falla!
Y para Dios lo más importante es tu corazón agradecido, aunque no puedas demostrarlo poniendo una vela, el interior es lo que valora Dios! Un abrazo y que Dios el Eterno te bendiga!

Aida L dijo...

Hola! Te entiendo perfectamente. Cada año que pasa lamentablemente es peor. Lo importante es que sepas que Dios siempre ha estado y estará contigo y con tus seres queridos. La fe es muy importante. Y tienes razón, muchas iglesias se han convertido en un negocio solamente. Es un pena ue jueguen con algo tan sagrado. Pero, tú sigue hacia adelante con Dios contigo. Exito y bendiciones.!
Abrazos.!!!
Desde la Isla del Encanto, Puerto Rico.


Att.
Aida Luz Menéndez